2013 06 11 15.01.46

El siguiente es un texto de opinión y reflexión acerca de algunas experiencias muy populares de digitalización de la actualidad, de cómo constituyen una tendencia que impacta el modelo clásico de universidad y de cómo involucran de manera natural elementos de internacionalización en ellas.

Comprendiendo las nuevas tecnologías como el sistema nervioso de organizaciones y sociedades, no es extraño ver como nichos socioeconómicos tradicionales, que en apariencia se encontraban establecidos, sufrieron, o mejor, se beneficiaron de nuevos modelos, donde proyectos, que en sus inicios pasaron desapercibidos y algunas veces hasta fueron menospreciados por los grandes actores del momento, superaron las calidades de productos y servicios reconocidos, siendo aún muchos de ellos no comprendidos en su totalidad, y siendo también posible que cuando su dinámica se comprenda en alguna medida, en términos académicos convencionales, el modelo implícito en ellas, ya se encuentre en otro estadio de desarrollo.

La banca, la prensa, la industria editorial, la de publicidad, la industria de contenidos entre muchas otras, se han visto una, a una, desplazadas por soluciones, plataformas, iniciativas, con una altísima mediación digital, pero que en esencia no son otra cosa que nuevos modelos sociales de consumo y creación, bien sea de contenidos, conocimiento o riqueza.

La banca hoy en día manifiesta su preocupación por las cripto-divisas, siendo estas sólo una de las aplicaciones más evidentes de Blockchain. La prensa impresa es un artefacto extraño para las nuevas generaciones, tal vez lo relacionan más como material de envoltura gratuito, que como medio de información. Aunque los grandes “unicornios” cómo Facebook, Google (GMail, Youtube), Twitter, Instagram (etc.) se asocian a gigantes de la tecnología, en realidad no son otra cosa que la versión Orwelliana, de la agencia publicitaria de los años 80, donde sus servicios son gratuitos porque tú eres su producto.

La Wikipedia volvió obsoleta a Encarta, un clásico de los años 2000, muy popular en el mercado local de “copias alternativas” de software y contenidos, en el “Sillicon Valley del barrio obrero bogotano": Unilago. Las nuevas generaciones no recordarán esa historia y la re-venta de copias de software a viva voz, les parecerán prácticas de nuestra cultura tropical, como la venta de minutos a celular.

De las plataformas icónicas que actualmente se encuentran en la web, podemos decir que la Wikipedia no participa del modelo distópico, de analítica invasiva para la venta de publicidad. Se presenta como un proceso orgánico de creación: desde la inexactitud de un enjambre global, ofrece una exactitud emergente, con calidades similares en los contenidos, a la tradicional enciclopedia británica, esto al menos para artículos científicos en  inglés. Es posible que esta tendencia en términos de calidad siga mejorando, mientras el modelo continúe vivo ...y no tiene síntomas de dar reversa (¿donde buscan nuestros niños la tarea? ...en YouTube y en la Wikipedia).

La independencia y autonomía que ofrece, bajo un marco de propiedad intelectual abierta, respetando siempre la autoría (gracias a la tecnología wiki) y favoreciendo la discusión, muchas veces acalorada (directamente proporcional a la pertinencia del artículo), donde ciertas “pirámides basadas en favores”, para la creación de contenido científico que han permeado la academia, no se sostienen (a menos que tu artículo no lo lea nadie). Brinda a cualquier persona en el planeta, que tenga algo que decir, con acceso a medios mínimos de conectividad y expresión digital, la oportunidad de tener una voz y de participar del sueño de crear conocimiento para el mundo.

Su modelo global de financiamiento, es el equivalente al de una de las instituciones más antiguas del planeta: los recursos no provienen de ofrendas sino de donaciones, completando la ecuación virtuosa { crowdsourcing + open commons + crowdfunding } = { autonomía + desarrollo sostenible/abierto }, pudiendo mejorarse con estructuras organizacionales tipo p2p (peer to peer) que aún están en construcción debido a la complejidad en su adopción (como lo fué The Diaspora Project - https://diasporafoundation.org/ - en su momento). La ecuación parece trivial, pero la tasa de mortalidad en su implementación es alta, sobre todo cuando se confunde crowdsourcing con economía colaborativa (sin existir un consenso para definir economía colaborativa entre quienes las defienden).

wikiofrenda

Imagen: Campaña de recolección de fondos de la Wikipedia, geoposicionada para tu país, no dependen de fondos/impuestos destinados a la investigación, ni de publicidad (por el momento)

[Créditos: Captura de pantalla, el autor]

Esta misma ecuación, en una versión incompleta, se puede aplicar para generar modelos centralizados, que no necesariamente distribuyen riqueza (como se esperaría de un modelo de economía colaborativa), sino se aprovechan de las inequidades del entorno (caso Rappi en latinoamérica), para materializar versiones tropicales de juegos del hambre en bicicleta.

Imagen: Recomendamos ver el vídeo hasta el final, ilustra una implementación distópica de un modelo de crowdsourcing que no es ajeno a latinoamérica, y por lo menos en nuestro país se ha nutrido de la abundante mano de obra disponible gracias a la migración venezolana (agradecemos a Facebook: @anamariamoreno por compartirlo)

[Créditos: Original de sus autores, consultar en YouTube, se incluye el correspondiente código qr para acceso desde interfaces análogas de lectura (impreso)]

malcrowdsourcingHasta aquí una introducción “de cliché” acerca de casos de digitalización, uberización (¿uberización? ...palabra aguda que no sé si existe oficialmente en nuestro idioma, pero que nos la vamos a topar durante varios años) y crowdsourcing… ¿en qué momento llegará algún modelo alternativo para la educación, en toda su dimensión institucional? ...ciertas voces mencionan que para el 2030, será transparente y ubicua la utilización de un conjunto reducido de actores encargados de ofrecer educación a nivel mundial, en específico lo que hoy conocemos como “plataformas virtuales”, que para esa época es posible que se hayan transformado, no sabemos aún en qué tipo de experiencia de aprendizaje, aparentemente cada tres años se está generando un salto evolutivo en las nuevas dinámicas que nacen desde las tecnologías.

Lo anterior aplica al menos para disciplinas de orden técnico/tecnológico/científico-aplicado. En nichos asociados a áreas como la medicina, por sus propias características, se podría tardar un poco más la adopción de estas alternativas, siendo tal vez la gran barrera, elementos más humanos que técnicos.creatividad

Imagen: La Transformación Digital es en realidad una oportunidad para el florecimiento de las características que nos hacen humanos, creatividad, intuición, sensibilidad.

[Créditos: Fotografía original del autor, arte urbano de las calles bogotanas, es posible que a la fecha no exista debido a su propia dinámica social, con gusto daremos crédito al autor si aparece y demuestra su autoría]

Difícil situación se pronostica para profesionales de contaduría o leyes, ya que tecnologías cercanas al machine learning tienden a solucionar actividades que no sean de orden estratégico, creativo o prospectivo. Aunque esto puede parecer crítico, es en realidad una oportunidad para el florecimiento de los talentos y actividades que nos hacen realmente humanos, como la creatividad, la intuición, la sensibilidad.

Plataformas tipo EdX o Coursera, son consorcios que comprendieron que el modelo educativo consolidado en la era industrial y practicado desde hace más de un milenio, se queda corto al enfrentarse a las nuevas dinámicas de adquisición y creación de conocimiento. Su población objetivo se encuentra en todo el planeta Tierra a donde haya llegado un dispositivo móvil con conectividad a internet.

Nuestras Universidades se enfrentan hoy a situaciones que a nivel administrativo no son percibidas, pero que sus estudiantes comprenden tranquilamente, al menos de manera intuitiva, por la amplia oferta de contenidos disponibles (hasta niveles de infoxicación). Nos enfrentamos a la difícil responsabilidad de ofrecer educación para profesiones que todavía no han aparecido. Existen proyecciones que plantean que entre el 2025 y 2035 el 47% del empleo actual desaparecería como lo conocemos.

Imagen: Recomendamos ver el vídeo hasta el final. Nuestro modelo de universidad tiene varios siglos sin evolucionar.

[Créditos: Original de sus autores, consultar en YouTube, se incluye el correspondiente código qr para acceso desde interfaces análogas de lectura (impreso)]

tsunamiPara nuestros jóvenes (millenials, centennials) la separación entre la realidad análoga y la digital no es tan evidente, así mismo, las características de los servicios que sobre esta última operan, son esperados en otras esferas más tradicionales, luego, los procesos educativos no pueden circunscribirse a un ámbito local ni temporal, ...encontrándonos aquí por inercia, con elementos centrales del discurso asociado a la internacionalización de la educación superior.

En un proceso de transformación digital juicioso y completo de una institución de educación superior, los elementos propuestos desde la internacionalización, son transversales e implícitos, se convierten en un requisito de calidad mínimo y natural para existir, luego, hasta desaparecería la necesidad de una unidad funcional encargada de la atención de esta dimensión organizacional (Oficinas de Relaciones Internacionales/Interinstitucionales y similares) ...a modo de reflexión: ¿conocen La Oficina de Relaciones Internacionales de EdX o Coursera?, es claro que son un producto comercial que nace desde ciertas universidades de primer orden a nivel mundial, pero para sus estudiantes, a lo largo de todo el planeta, satisface sus necesidades educativas, de la misma forma que Uber ofrece una solución de movilidad, sin ser una empresa de transporte, sino más bien una solución de matchmaking.

Este criterio de calidad esperado, va necesariamente ligado a procesos de aprendizaje continuados a lo largo de toda la vida (Long Life Learning). Desaparece el modelo de “fecha de fabricación” y “etiqueta funcional” impuesto a cada estudiante, que se heredó de la era industrial y tuvo pertinencia en su momento. No se concibe pues la Universidad como “un edificio con funcionarios, docentes y estudiantes”, sino como una comunidad global permanente y activa, donde las fronteras digitales y análogas no se distinguen, y las fronteras políticas deberían desaparecer, ya que si esto NO ocurre, nuestro estudiante millenial o centennial buscaría opciones más dinámicas en la siguiente oferta del ranking de Google o en las recomendaciones de sus amigos en la red social de moda ...aunque, tristemente esto aplicaría para quienes en términos socioeconómicos, puedan realmente darse el lujo de escoger, cómo es el caso de los estudiantes internacionales, para todos los demás existen rincones oscuros de YouTube, Instituciones Generadoras de Títulos Técnicos, o la opción negativa de NO acceder a educación, donde de nuevo, toman relevancia modelos tipo EdX o Coursera, que por unos dólares te ofrecen un certificado educativo internacional ...hasta en una segunda lengua y en el estado del arte de alguna línea académica (más confiable que el de algunos personajes de la farándula política nacional). Esta última alternativa es hoy muy común en países como India, donde debido al tamaño poblacional, el acceso a la educación convencional es complejo.

La implementación de una iniciativa de transformación digital no sólo afectaría las interfaces de interacción entre la universidad y sus estudiantes, exigiendo para ello un diálogo multicanal y una ubicuidad en el acceso a servicios, a nivel global, así sea una institución de educación superior de algún pequeño municipio de la amazonía, también afectaría desde luego, la lógica de funcionamiento de sus instalaciones físicas.

Estas constituyen un espacio ideal, que cumple todas las características para convertirse en una implementación a pequeña escala de una smart city. Tecnologías como el internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la impresión 3D, la inteligencia artificial, los contenidos en realidad aumentada/virtual, los wearables, las interfaces naturales llegaron para quedarse, es difícil que tengan reversa y van de la mano con la cultura maker, con el BYOD (Bring Your Own Device), con los procesos de investigación entre pares (independiente de su ubicación, interna/externa, nacional/internacional, que no requieren un convenio interinstitucional para funcionar ...al mejor estilo de las prácticas de trabajo de comunidades de innovación global del nicho Open Source), y que tienen un impacto directo sobre la personalización de programas, el aprendizaje adaptativo, colaborativo, la omnicanalidad esperada por los nuevos alumnos,  nacionales/internacionales y “nativos digitales” (aunque sería mejor simplemente -digitales- recordemos que ellos no diferencian la realidad análoga de la digital) y son casi que un insumo necesario para generar  una ubicuidad en el acceso a servicios, requisito elemental en un proceso de transformación digital: ¿alguna vez te has acercado a la oficina de Uber a consignar el pago de un servicio? ...de manera automática tu dispositivo genera un cálculo de los costos de tu ruta y lo debita de tu tarjeta. No sería descabellado pensar en un sistema de bibliotecas donde los estudiantes sean “los bibliotecarios” y el mismo libro reporte su ubicación en alguna sede de la universidad para facilitar su intercambio, actualizando por sistemas de proximidad la base de datos de préstamo en la biblioteca (...sólo es una idea para ilustrar).

gestionManual

Imagen: La gran barrera de un proceso de transformación digital es la cultura asociada a la gestión de recursos y servicios. La imagen muestra un parqueadero estudiantil de bicicletas ¿se imaginan que pasaría si alguien, por alguna razón, requiere buscar el registro de su bicicleta un mes después en el libro de registro del vigilante encargado?, el proceso en la práctica bien podría ser inutil, pero es válido en términos burocráticos y psicológicos.

[Créditos: El autor]

Situaciones como la anterior, desbordan necesariamente la demanda actual de recursos y requieren una lógica administrativa con criterios de desintermediación en todos los procesos de funcionamiento  (complicada en instituciones públicas por ciertos antipatrones administrativos de “orden feudal”), esto último es una barrera cultural gigantesca para cualquier proceso de innovación.

En relación a sistemas de certificación, titulación, o en términos prácticos "ese sellito" que usas para demostrar que tienes un conocimiento específico, EdX, Coursera o similares, siguen su propio estándar, eso les permite saltarse las fronteras nacionales. Un certificado de una  especialización en estas plataformas (un agregado de cursos con alta demanda comprobada en cierta línea de conocimiento) para alguien de Alemania es el mismo que para alguien de Argentina, (no hay que preocuparse por la convalidación de títulos y demás, de nuevo la dimensión internacional implícita), y como cada curso compite con los demás en términos de recomendaciones (el “voz a voz” virtual, una retroalimentación directa y en vivo de su impacto en la audiencia), teniendo una estrecha relación con el sector productivo, muchos de estos “títulos virtuales” pueden generar más confianza para el empleador que un título técnico de algunas instituciones (es claro que acabo de expresar una especie de blasfemia), pero lo anterior tiende a ser muy cierto actualmente para temáticas asociadas a las nuevas tecnologías, y recordemos que en esto hay un salto evolutivo cada tres años en promedio, es posible que pronto sea real para otras areas del saber. Algunas instituciones a nivel local, los están ofreciendo como opción de grado y hasta en modalidad de doble titulación (experiencia personal referida desde cierta institución universitaria bogotana cuyo nombre me reservo por cortesia).

Es difícil en el anterior contexto que un joven al inicio de su formación, comprenda la pertinencia de la presencialidad y la importancia del aprendizaje de ciencias básicas (física, matemáticas por ejemplo) o ciencias sociales, de las cuales depende el desarrollo real de un país, y que generan a largo plazo aquellas innovaciones que hoy nos deslumbran desde los países “desarrollados”.

En resumen, la dimensión educativa no está ajena a los procesos disruptivos de digitalización que se están dando en otros sectores de la sociedad, se resalta que el elemento central de un proceso de transformación digital en una organización NO es la tecnología, y SÍ lo es realmente un cambio cultural y social fortalecido por el uso innovador de la misma. No es muy útil por ejemplo, garantizar el acceso a equipos de cómputo de gama alta, una intranet con anchos de banda gigantescos, plataformas colaborativas virtuales de avanzada, actividades e-learning o tal vez integrar gamification en los procesos de enseñanza, si las personas y los procesos institucionales no están preparados para aprovecharlas, como tampoco (aplicando una lógica inversa) sería muy efectivo iniciar un proceso de transformación digital, con esfuerzos esporádicos de formación a los docentes y administrativos en distintas competencias digitales, sin garantizar el acceso adecuado a las herramientas requeridas (el tema es humano y organizacional).

Podríamos evidenciar en este momento, cuatro características emergentes en términos de calidades de servicio, en un proceso de transformación digital (maltratando un poco nuestro idioma, o mejor asignando nuevos significados):

  • digitalización (un ejemplo: políticas tipo paperless, no se implementan en un día, ni en un año en una organización de tamaño significativo)
  • movilización (acceso intensivo desde interfaces de dispositivos móviles ...no sólo smartphones o tablets)
  • "aumentación" (los usuarios se enfrentan a distintas capas de información en su realidad análoga)
  • desintermediación (desaparece el funcionario/operario de la “firma y el sello” para acceder a algún recursos o servicio).

En una institución de orden público, estos cuatro elementos bien podrían aplicarse a cada una de las dimensiones “operativas” visibles de una unidad de relaciones internacionales/interinstitucionales, antes de su implementación a nivel de toda la organización, iniciando el proceso de digitalización de manera federada, iterativa y escalable, ya que si esperamos a que la normatividad, los recursos, y el entorno se encuentren perfectamente alineados para arrancar, cuando lo hagamos, el mundo habrá cambiado, siendo posible que toquen a nuestra puerta, soluciones pre-empaquetadas, tal vez con un modelo de consumo tipo Netflix, que funcionaría fuera de la normatividad que tanto esfuerzo costó consolidar.

Esto no quiere decir tampoco, que se deban abordar iniciativas desarticuladas, desde criterios netamente emocionales, sin una perspectiva clara de sostenibilidad en el tiempo, el mensaje es que para cada actividad administrativa, al menos se planteen algunas preguntas:

  • ¿cómo puedo fortalecer la desintermediación de mi proceso?
  • ¿qué capas de información puedo ofrecer a mis usuarios para fortalecer una ejecución automatizada, autogestionada, y autorregulada del proceso?
  • ¿qué interfaces/tecnologías/protocolos generan una interacción más estrecha, confiable y humana para mi proceso?

...reflexionando un poco esto no es más que la aplicación de criterios puros y duros de Ingeniería de Sistemas.

En última instancia el objetivo es facilitar la vida a funcionarios, estudiantes, docentes para que dediquen más tiempo a actividades de orden académico, cultural, creativo (y menos tiempo al micromanagement - existe su definición en la versión en inglés de la Wikipedia), ya que estas son las que tienen una alta probabilidad de crecer y ser valiosas en un futuro, resaltando que este es un proceso que no se construye en un día y que el elemento central que garantiza el éxito (de nuevo), no es tecnológico sino humano.

reparacionSombrillas

Imagen: Ciéntifico reparador de sombrillas ejerciendo su oficio sin título oficial, abandonó las calles bogotanas huyendo del clima organizacional para convertirse en youtuber, tuvo una audiencia significativa en el mundo virtual por sus prácticas asociadas a la economía circular (obviamente se incluye a modo de parodia)

[Créditos: El autor]

Como modelo ideal de universidad, plantearía una "wiki-institución", con una estructura organizacional tipo p2p (peer to peer), que no dependiera de un reconocimiento estatal para existir, ni que tampoco se subordinara simplemente a las necesidades de entrenamiento que el mercado o la industria requiere, totalmente gestionada por la sociedad civil, donde cada ser humano aprenda y enseñe a su ritmo a lo largo de su vida, y de la misma forma que una idea, bien puede ser una conexión dinámica entre un sin número de neuronas, mientras esa idea sea pertinente para la conciencia, una ruta de aprendizaje, debiera ser un camino dinámico que muchas personas recorren, fortalecen y comparten, a lo largo y ancho del planeta, mientras esa idea sea valiosa para la sociedad, en ese modelo la tecnología sólo es una herramienta facilitadora, no el objetivo, de la misma forma que el lápiz y papel son herramientas para transmitir ideas.

Compartimos para complementar dos vídeos que aportan de manera interesante al discurso presentado, resaltando la pertinencia del toque humano a lo largo de cualquier modelo de trabajo:

Imagen: Una visión de Isaac Asimov extrañamente cercana a los modelos planteados (antes se habia referido aquí también: https://opensai.org/bitacora/la-vision-educativa-de-opensai-explicada-por-isaac-asimov)

[Créditos: Original de sus autores, consultar en YouTube, se incluye el correspondiente código qr para acceso desde interfaces análogas de lectura (impreso)] isaacasimov

Imagen: Modelo educativo de Finlandia, el mismo país del creador del kernel de Linux, es muy posible que sin esa pieza de software el movimiento del FLOSS (Free/Libre Open Source Software) no hubiese soportado el crecimiento de la web y el internet como lo conocemos hoy, las plataformas que mencionamos, tal vez no existirían.

[Créditos: Original de sus autores, consultar en YouTube, se incluye el correspondiente código qr para acceso desde interfaces análogas de lectura (impreso)]

finlandEdu 

 [Créditos fotografía cabecera: original del autor, instalación de un colectivo de artistas bogotanos en las cebras (pasos peatonales) de los semáforos, a la fecha ya no existe]

.